El verdadero y único interés del niño es el entusiasmo y el placer de HACER/CREAR, esto está en el primer plano antes del resultado de lo que están haciendo, (esto lo vemos claramente cuando queremos ir a un sitio, los niños se recrean en el camino sin importarles el final, y allí estamos nosotros con los nervios crispados porque el niño se entretiene con la mosca que pasa, con el escalón al que sube y baja, varias veces, una hormiga o el agujero de la alcantarilla…. ¡Cuánta paciencia!! Y nuestra recomendación es, pues ir con tiempo, jajajaja)

Volviendo al tema de las actividades, el adulto tiene que ofrecerles los materiales adecuados, tomar las precauciones necesarias y permanecer cerca de ellos. Su mejor guía es nuestro ejemplo, vernos hacer y usar materiales será necesario para que ellos y ellas aprendan a utilizarlos. Cuando damos indicaciones constantemente la mayoría de las veces lo que en realidad hacemos es confundirlos. Debemos tener en cuenta que, ante una actividad, los niños y los adultos tenemos procesos invertidos, ESTO ES SUPER IMPORTANTE  y significa que:

El adulto, después de observar la actividad o durante la observación, piensa (recopila información, que material necesito, cuánto tiempo…), siente (establece una relación personal con el acto, me gusta, me interesa o no) y finalmente hace (movilización). Los niños y las niñas después de observar la actividad o durante la observan porque generalmente el impulso de acción es tan grande que no pueden esperar, hacen (repiten la actividad), sienten (establecen una relación con el acto) y finalmente piensan (el interés por el acto les lleva a la formulación de preguntas, toma de conciencia de las observaciones, representación y concepto). Por tanto, lo mejor es que seamos unos BUENOS EJEMPLOS A LOS QUE IMITAR.

Las actividades relacionadas con el arte son muy importantes ya que favorecen el desarrollo cognitivo, motor, lingüístico, emocional y social en la niñez.
El niño y la niña a través de estas actividades expresa su propia manera de ver el mundo, y sus creaciones nos ofrecen información para conocerle mejor y los procesos que va viviendo.
El arte es algo natural, algo que crean en libertad, sin ninguna finalidad, creatividad en estado puro.
Estas actividades artísticas se desarrollan a partir de unos materiales interesantes que el adulto ofrece, utiliza y que deja libertad de acción y movimiento en el proceso de creación, ya sean acuarelas, ceras, cualquier tipo de pinturas, cera de abeja, arcilla, lana, masas de cualquier tipo, pinceles, palos, telas, latas, cuerdas, hilos, etc… A manipular!!

DEJAR QUE AYUDEN EN CASA!!! Todos los niños y niñas quieren participar en todas las actividades del adulto y a poder ser en el mismo momento, lugar y con las mismas cosas, es cierto que esto puede ser una auténtica locura en casa y que el trabajo no avanza demasiado, pero merece la pena implicarlos en todos los trabajos domésticos que no entrañen peligro (plegar ropa, poner la ropa en la lavadora, tender, barrer, limpiar ventanas, limpiar zapatos, cocinar, pelar mandarinas, nueces, lavar verduras, hacer pan, zumo, trabajar en el jardín…). Todas estas tareas favorecen muchos aspectos del desarrollo entre los que destacamos la autonomía, la voluntad, la habilidad manual, la iniciativa y la paciencia en la niñez. Son tareas llenas de SENTIDO porque tienen un fin muy concreto, en el que todos participamos y nos beneficiamos.

Por último, aunque no por ello menos importante, de hecho creo que son las más importantes, hablaros de las actividades en el EXTERIOR, para todas las niñas y los niños, los espacios exteriores naturales son lugares maravillosos para jugar, donde todos los rincones son muy apreciados, como los columpios, el césped, la casita, los areneros, los árboles para trepar y demás elementos que se puedan tener, o nos ofrezca la naturaleza. El juego al aire libre permite el contacto con todo los elementos de la naturaleza, la tierra, el aire, el agua, la luz… la vida, que encima, va cambiando con cada estación del año; no se puede pedir más!
Infinidad de bichos, plantas, pájaros… harán las delicias de los más pequeños, sin contar con el amplio espacio donde moverse en libertad, trepar, correr, saltar, subir, bajar, arrastrarse, columpiarse… la naturaleza es el mejor entorno psicomotriz!!

En esta sección os ofreceremos propuestas de actividades para realizar y materiales para utilizar con vuestros niños y niñas, en casa, en el aula, en el exterior y vivir las estaciones del año conectándonos con lo que realmente ocurre fuera y situándonos en el tiempo. También encontrareis videos en mi canal de YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *