Y es que aunque ya no estemos en Pascua, lo cierto es que los huevos dan mucho juego!! Ya os conté que hacemos con los huevos en Pascua pero ahora toca deciros que…

Una de nuestras actividades semanales preferidas es la de hacer huevos duros. Pues sí, resulta que coger los huevos con sumo cuidado, ponerlos  suavemente en el cazo, esperar a que se cuezan en el fuego, ponerles agua para que se enfríen y por fin pelarlos y comérnoslos, es una magnifica secuencia lógica de acciones para pasar un buen rato. Y mientras  esperamos a que se cueza y se enfríe el huevo, hacemos el juego de dedos del huevo, cantamos todas aquellas canciones que nos sabemos sobre la gallinita, el huevo, el gallo, los pollitos… e incluso si la espera se hace larga imitamos sus  sonidos, andamos como las gallinas, como el gallo… y todo aquello que se nos ocurra!

Una vez tenemos listo el huevo, la atención es máxima para no dejar ni una pequeña cáscara, que gran trabajo de motricidad fina!!! Y ya solo nos queda un rico bocado.

Esta actividad es fantástica para realizar en casa en la que se puede vivir realmente todo el proceso, pero también para el aula, en el que cada uno puede llevar su huevo duro y pelarlos todos juntos, mientras acompañamos el proceso con los recursos ya citados y que encontrareis en mi canal de youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *