Hoy os traigo nuestro último trabajo familiar artesanal y como la vida no nos llega para grandes proyectos para trabajar con la madera, principalmente por el espacio, el tiempo y las herramientas….  Y siendo muy conscientes de esa realidad, y no embarcarnos en algo que luego sea una carga o lo dejemos a mitad, o ni siquiera empecemos, pues nos hace muy feliz poder hacer por nosotros mismos cositas sencillas para nuestra peque que son únicas, porque están hechas por nuestras manos y en exclusiva para ella.

Todo empezó con una cestita de picnic que la madrina de Daniela le regaló por su cumpleaños, ¡el juego que le ha dado! Nos preparaba té a cualquier hora, a los invitados, a los muñecos, pone agua y la sirve,  vamos que las utiliza en su juego constantemente y ahora con cualquier cosa que tenga (pompones, piedras, ceras, un bote con lápices de colores… dice que “está cocinando”).  Además quiere participar en todas las actividades de cocina que hacemos, asomarse a la sartén, remover, etc…  y esto no siempre se puede, porque puede resultar peligroso.  Así que  empezamos a pensar en la idea de tener una cocinita para ella… lo que hay en el mercado no nos convencía porque o era de plástico, o era demasiado grande, o con demasiados detalles… así que buscamos por internet otras opciones hasta que encontramos algo que  nos encajaba, y con esa idea pues surgió la nuestra, y…. TACHAN!!!  Aquí tenéis el resultado.

MANOS A LA OBRA

Los materiales que usamos fueron:

MATERIALESCANTIDADDÓNDEPRECIO
CAJÓN KNAGGLIG IKEA
46X31X25
1IKEA10,99€
LISTÓN DE MADERA ABETO1BRICOKING5,5€
COLA BLANCA1PAPELERIA1,50€
BOTE
CLAVOS DE CARPINTERIA12FERRETERIA0,85€
PAQUETE
CÁNCAMO ABIERTO6FERRETERIA0,60€

PAQUETE
LIJA PARA MADERA1FERRETERIA0,60€
ACEITE DE BEBÉS1SUPERMERCADO2,00€
BOTE
TORNILLOS2FERRETERIA
RODAJAS DE MADERA2

El cajón de madera de ikea, ya lo teníamos en casa, de hecho, compramos dos cajones de estos hace unos años y le hemos dado muchísimo uso, dependiendo de nuestras necesidades por allí donde hemos estado… han sido, para la ropa sucia, de mesita, de caja de juguetes, de caja de reciclaje, etc…, así que lo cogimos y le quitamos con un martillo dos tablas paar que hubiera un hueco por debajo y se pudieran meter cosas.

En cualquier tienda de bricolaje se venden listones de madera que te los cortan ellos mismos gratuitamente a la medida que queramos, compramos el listón y nos lo cortaron en 4 partes, uno de 46cm. (el de en medio), otro de 48cm. (el de arriba) y otros dos de 73cm (laterales) este último si el listón es más largo pueden ser más altos, en nuestro caso el listón no daba para más.

Una vez en casa lijamos un poco los listones, sobre todo los que vimos mal acabados.

Comenzamos a hacer la estructura, lo primero ponerle la madera de arriba, pusimos cola blanca en las juntas y clavamos dos clavos en cada lado para sujetarlas entre sí con el martillo y después la de en medio igual, poniendo cola blanca y uniéndolas con clavos.

En el borde del listón de en medio, pusimos los cáncamos abiertos, que hacen de perchitas, pusimos 6.

Luego clavamos la estructura a la caja de madera que hace de base por los laterales a la altura que venga bien para nuestros peques.

Por último le dimos aceite de bebé con una brocha para hidratar la madera, a mi me gusta uno con olor a lavanda ;-). Esto lo utilizo para, de vez en cuando, hidratar todas nuestras cosas de madera natural.

Una vez seco, pusimos los detalles, como las rodajas de madera atornilladas que giran, y los utensilios de cocina.

Así de sencilla, barata y bonita!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *